Historia

historia

iglesia

El primitivo poblado de Sant Joan d’Alacant estaba concentrado en la actual calle de Benimagrell, y a la derecha e izquierda de la antigua carretera de Alcoy (actuales calles San José, Placeta de la Cruz, Mayor, Comandante Seva y Cervantes), y de la Pista de Silla (actual calle de San Antonio). Ambos viarios tenían un punto de conexión, que era el centro del pueblo, en la plaza de Maisonnave. A lo largo y ancho de estas calles se fue ampliando la urbe. El resto del término municipal estaba ocupado por grandes fincas de labor y recreo, en las que moraron grandes personalidades políticas, culturales y sociales de España, entre otros D. Juan y D. Eleuterio Maisonnave y Ramón de Campoamor. La mayoría de las fincas estaban dedicadas al cultivo de árboles tradicionales como el almendro, algarrobo, higuera, olivo, cítricos y el cultivo de la vid, cuya mayor extensión se encontraba en la partida de Fabraquer, produciéndose vino “aloque, moscatel, valencí y forcallada” en las famosas y reconocidas Bodegas de Fabraquer.


El lugar de Sant Joan d’Alacant es uno de los más antiguos que existen en las proximidades de la ciudad de Alicante. Su cercanía a la antigua ciudad Ibero-Romana del Tossal de Manisses (Albufereta), contribuyó a que por nuestro suelo pasaran y dejaran sus vestigios, varios siglos antes de Jesucristo, griegos, fenicios, cartagineses y romanos. La época romana dejó en nuestra tierra interesantes inscripciones tanto en el casco urbano como en nuestra huerta. Uno de estos hallazgos fue encontrado durante las excavaciones para construir el actual Templo Parroquial y decía así:

 

“MACRONUS PVLVCIUS ALFA OMEGA CHRISTUS SEPULTUS EST AETATIS SVAE ANNO XIII”

(Macronio fue sepultado a los 13 años de edad, Cristo es principio y fin)

 

escuela

Tras la invasión de los árabes, el lugar de Sant Joan d’Alacant quedó incluido en el reino cristiano de Teodomiro. En virtud del “Pacto de Tudmir”, los árabes se comprometieron a respetar la religión y costumbres cristianas, y a otorgar cierta autonomía a cambio de vasallaje y el pago de impuestos por parte de los cristianos.

Al igual que los romanos, los musulmanes aprovecharon el agua de riego para sus huertos, y desarrollaron el sistema de riegos de la huerta que ha llegado hasta nuestros días, dando tal impulso a la agricultura que el escritor árabe del siglo XII “Edrisi” dijo: “da buenos rendimientos, cultivándose la vid, el almendro, el algarrobo, la higuera y el esparto”. Los nuevos dominadores se repartieron nuestras tierras por familias y les dieron sus nombres: “Benimagrell” (hijos de Magrell), Benalí (hijo de Alí), ... En este período encontramos la primera raíz de nuestro poblado. Según un documento de D. Juan Bta. Pagán, aportado por los sanjuaneros D. Manuel Sánchez Buades y D. Federico Sala Seva en el “Resumen Histórico de la Villa de San Juan de Alicante”, el primitivo poblado árabe se llamaba Benalí, y tras la reconquista, su Mezquita fue purificada y consagrada al Precursor de Cristo, San Juan Bautista. Cuenta una leyenda, que la Mezquita fue reconquistada con la ayuda de unos Caballeros de la Orden de San Juan.

En 1244 pasamos a formar parte de la Corona de Castilla y el 8 de Agosto de 1304 quedó refrendada por sentencia arbitral la incorporación de las tierras alicantinas a la Corona de Aragón. El 26 de Julio de 1490, el Rey D. Fernando de Aragón, concedió el título de ciudad a la entonces Villa de Alicante, y dispuso que los caseríos cercanos se integraran en dicha municipalidad, nombrándose entre otros a Sant Joan y Benimagrell.

 

ayuntamiento"

En 1593, Sant Joan junto con Benimagrell se separaron de la municipalidad alicantina, formando la “Regia Universidad de Sant Joan y Benimagrell”, por Real Privilegio de Felipe II. En 1614 volvió a unirse a Alicante por el “Tratado de Agregación y Concordia”, intentando facilitar la amortización de los gastos de construcción del Pantano de Tibi. La constitución de Sant Joan como municipio independiente llegó el 1 de Junio de 1779 por Real Audiencia del Reino de Valencia, y fue el Rey D. Alfonso XII quien nos concedió el título de Villa de Sant Joan en 1885. En 1938, siendo alcalde Emilio Urios, se inauguró la traída de las aguas potables a la localidad y se construyo la fuente de la plaza de España.

A partir de los años 50 del s.XX la localidad vio aumentar paulatinamente su población. En la década siguiente se construyó la circunvalación de la Nacional 332 que destruyó parte de Benimagrell y a partir de los años 70 Sant Joan d´Alacant empezó a expandirse por su término municipal, abandonándose poco a poco la agricultura. A finales de los 80 se instaló el Hospital Universitario, en los 90 se inauguró la Casa de la Cultura. En el año 2007 se creó la Concejalía de Turismo.

 

Redacción: Vicente Acame Poveda (historiador santjoaner)
Fotos: “Resumen Histórico de la Villa de San Juan de Alicante”, Manuel Sánchez Buades – Federico Sala Seva